Wikimar Enciclopedia marina

Coordenadas geográficas: 40°57′00″N; 04°07′00″O

Segovia es la capital de la provincia del mismo nombre y está situada en la parte meridional de la comunidad autónoma de Castilla y León, en la confluencia de los ríos Eresma y Clamores, al pie de la sierra de Guadarrama, a 1008m sobre el nivel del mar. Tiene 52.728 habitantes, según el padrón de 2015.

Su clima es mediterráneo continentalizado, determinado por su elevada altitud, su proximidad al sistema Central y su alejamiento de la costa; los inviernos son largos y fríos y los veranos calurosos, pero cortos. La temperatura anual tiene un promedio de 11,5 °C y la precipitación media anual es de 464 mm, lo que hace de la provincia un rincón húmedo en el contexto de la Meseta. El mes más caluroso del año es julio, con un promedio de 21.5 °C y el más frío es enero, con una media de 3.1 °C.

El patrón de la ciudad es San Frutos (25 de octubre) y su patrona la Virgen de la Fuencisla (25 de septiembre).

Los neandertales fueron los primeros en ocupar el territorio de lo que con el tiempo se convirtió en la ciudad de Segovia, hace unos 60.000 años, fecha de la ocupación neandertal del Abrigo del Molino en el valle del Eresma, a quinientos metros del alcázar. Cerca de este abrigo, en la cueva de la Tarascona y en otros emplazamientos al aire libre en el entorno periurbano de Segovia, se localizan evidencias del Calcolítico y la Edad del Bronce. En el lugar que hoy ocupa el alcázar existía un castro celtíbero, del que se conocen algunas evidencias, como su posible foso.

Centro de resistencia de los celtíberos contra la dominación romana, fue ocupada por Roma y arrasada el año 80 a. de C. Volvieron a reconstruirla los nuevos dominadores llegando a ser una de las ciudades más notables de la España romana. Durante esta  época, Segovia perteneció al convento jurídico de Clunia (Conventus Cluniensis), muy importante ciudad del imperio, situada al sur de la actual provincia de Burgos y enclavada en la estratégica vía que iba de Tarraco (Tarragona) a Asturica Augusta (Astorga), pasando por Caesaraugusta (Zaragoza). En la Hispania visigoda fue sede episcopal de la iglesia católica, dependiente de la Archidiócesis de Toledo que comprendía la antigua provincia romana de Cartaginense en la diócesis de Hispania.

A pesar de haber sido capital, la ciudad fue abandonada después de la dominación islámica. Tras la conquista de Toledo por Alfonso VI de León y Castilla, su yerno, el conde Raimundo de Borgoña, junto con el primer obispo de su reconstituida diócesis, empezó la repoblación de Segovia a finales del siglo XI con cristianos procedentes del norte de la península y de más allá de los Pirineos, dotándola de un amplio concejo cuyas tierras cruzaban la sierra de Guadarrama e incluso la línea del Tajo.

Durante el siglo XII, su situación en las rutas de la trashumancia la convirtió en un importante centro del comercio de la lana y de las manufacturas textiles.

El final de la Edad Media fue una época de esplendor: sentó las bases de una poderosa industria pañera; desarrolló una espléndida arquitectura gótica y fue corte de los reyes de la Casa de Trastámara (ya Alfonso X el Sabio había acondicionado el alcázar como residencia real). Finalmente, Isabel la Católica fue proclamada reina de Castilla el 13 de diciembre de 1474, en la iglesia de San Miguel de Segovia, y su marido, D. Fernando, futuro rey de Aragón, juró respetar los privilegios de Castilla. En 1520 tuvo papel preponderante en la sublevación de la Comunidades, fuertemente reprimida por el joven nuevo monarca y futuro Emperador, Carlos I.

El auge económico de la ciudad continuó durante el siglo XVI; después, como casi todas las ciudades castellanas, entró en decadencia. A principios del siglo XVIII se intentó revitalizar su industria textil, con escaso éxito. En la segunda mitad del siglo, dentro de los impulsos ilustrados de Carlos III, se hizo un nuevo intento de revitalización creando la Real Compañía Segoviana de Manufacturas de Lana en1763. Sin embargo, la falta de competitividad de su producción hizo que la corona le retirase su patrocinio en 1779. En 1764 se había inaugurado el Real Colegio de Artillería, la primera academia militar de España, que todavía se encuentra en la ciudad.

En 1808, fue saqueada por las tropas francesas durante la guerra de la Independencia. Durante la primera Guerra Carlista las tropas del pretendiente Carlos de Borbón atacan sin éxito la ciudad.

Durante el siglo XIX y primera mitad del XX, experimentó una recuperación demográfica fruto de una relativa revitalización económica.

La ciudad vieja de Segovia y su acueducto fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985. El Acueducto de Segovia, de 818 metros de largo, está considerada la obra de ingeniería civil romana más importante de España y es uno de los monumentos más significativos y mejor conservados de los que dejaron los romanos en la península ibérica.

 

Cada época ha dejado restos ilustres en la ciudad. Roma, el acueducto; los godos, algún monumento religioso; Alfonso VI, el Alcázar, y los árabes, los primeros pasos de la industria que en otro tiempo dio riqueza y fama a la ciudad: las pañerías.

 

Galería fotográfica de Segovia:

Segovia: 10.350 vídeos y fotos de Tripadvisor:

https://www.tripadvisor.es/LocationPhotos-g187494-Segovia_Province_of_Segovia_Castile_and_Leon.html

Segovia: 3.019 imágenes: http://www.minube.com/fotos/segovia-c5018

 

Personajes ilustres:

  • San Frutos (642  715): Patrón de Segovia. También llamado San Frutos pajarero, fue un eremita hispano del último periodo visigodo, hermano de santa Engracia y san Valentín.
  • Berenguela de Castilla (1179  o 1180  1246): Hija del rey Alfonso VIII y de su esposa, la reina Leonor de Plantagenet, fue reina de Castilla en 1217 y reina consorte de León entre 1197 y 1204 por su matrimonio con el rey Alfonso IX.
  • Pedro Arias Dávila , Pedrarias (1440  1531): Noble, político y militar destacado por su participación en América, donde ocupó el cargo de gobernador y capitán general de Castilla del Oro desde 1514 hasta 1526 y el de gobernador de Nicaragua de 1528 a 1531.
  • Domingo de Soto (1494   1560): Fraile dominico y teólogo, fue confesor del emperador Carlos V.
  • Andrés Laguna de Segovia (1499  1559): Médico humanista, dedicado especialmente a la farmacología y a la botánica médica.
  • Rodrigo de Contreras y de la Hoz (1502  1558): conquistador y explorador que fue gobernador de Nicaragua desde 1535 hasta 1544.
  • Antonio de Berrío (1520 – 1597): Conquistador. Realizó tres expediciones para la conquista de El Dorado, descubriendo tierras en el oriente venezolano, donde creó la gobernación de Guayana y Trinidad y Tobago, además de fundar dos ciudades: Santo Tomé de Guayana (actual Ciudad- Guayana) y San José de Oruña (actual Puerto España).
  • Gaspar Cardillo de Villalpando (1527 – 1581): Doctor en teología, especializado en el comentario de la obra de Aristóteles.
  • Alonso de Ledesma (1562 – 1623): Escritor, iniciador del conceptismo.
  • Isabel Clara Eugenia de Austria (1566  1633): Infanta de España, era hija del rey Felipe II de España y de su tercera esposa, Isabel de Valois (hija del rey Enrique II de Francia y de Catalina de Médicis); fue soberana de los Países Bajos (1598 – 1621) y Gobernadora de los Países Bajos (1621 – 1633).
  • Diego de Avendaño (1594 – 1688): Teólogo, jurista y filósofo hispano-peruano. Su  Thesaurus Indicus es una obra monumental que refleja las ideas jurídicas, filosóficas y religiosas imperantes en la sociedad colonial hispanoamericana del siglo XVII.
  • Arsenio Martínez-Campos Antón (1831  1900): Militar y político, autor del pronunciamiento militar que provocó la Restauración borbónica en España.
  • Aniceto Marinas García (1866   1953): Escultor, autor de diversos monumentos públicos de Madrid, Cádiz, León, Zumárraga, Orense, Teruel, Burgos o Segovia.
  • Agapito Marazuela Albornos (1891  1983): Folklorista, musicólogo y destacado dulzainero. Se dedicó durante toda su vida a recopilar la tradición musical popular castellana, amenazada de extinción por el despoblamiento rural. Fue también un destacado guitarrista.
  • Mariano Quintanilla y Romero (1896 –  1969): Profesor, político, poeta y filósofo, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.
  • Cirilo Rodríguez (1926 – 1980): Periodista radiofónico. En su honor se celebra anualmente el Premio de Periodismo Cirilo Rodríguez, organizado por la Asociación de la Prensa de Segovia y que premia a los corresponsales o enviados de medios españoles en el extranjero.
  • Miguel Ángel Quintanilla Fisac (1945 – ): Profesor universitario y político, fue una pieza clave en el diseño de la Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Universidades y, por tanto, de la incorporación de España al Espacio Europeo de Educación Superior.
  • Luis Javier Moreno (1946  2015): Poeta, escritor y traductor, fue cofundador y codirector de la revista Encuentros y, entre otros galardones, recibió los premios de poesía Rafael Alberti en 1988, Jaime Gil de Biedma en 1991 y el Antonio Machado en 2012.
  • Pedro Delgado Robledo, Perico Delgado (1960 – ): Ex ciclista. Logró un total de 49 victorias, entre las que destacan un Tour de Francia en 1988 y dos victorias generales en la Vuelta Ciclista a España (1985 y 1989). En estas dos grandes rondas obtuvo además un total de nueve victorias de etapa, cinco en la Vuelta y cuatro en el Tour. En la actualidad es comentarista de ciclismo en RTVE.
  • Eva María Hernández Villegas, Eva Hache (1971 – ): Actriz, cómica y presentadora de televisión.

Fiestas y eventos culturales:

Semana Santa: Fecha variable.

Semana de Música Sacra de Segovia: Marzo.

Festival Internacional de Títeres de Segovia (Titirimundi): Mayo.

Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro: 24 29 de junio: Son las fiestas más señaladas de la ciudad y se vienen celebrando desde el siglo XV.

Folk Segovia: Finales de junio – principios de julio.

Festival Internacional de Danzas de la ESTEVA: Principios de julio.

Festival de Segovia: Segunda quincena de julio.

San Lorenzo: En torno al 10 de agosto.

Seminario de Historia Medieval: Septiembre.

Virgen de la Fuencisla (Patrona de Segovia): 25 de septiembre.

San Frutos (Patrón de Segovia): 25 de octubre.

HAY Festival: Finales de septiembre.

MUCES (Muestra de Cine Europeo de Segovia): Noviembre.

Carrera del Pavo: 25 de diciembre.

 

Lugares de interés:

  • Acueducto de Segovia: Símbolo distintivo de la ciudad, es la obra de ingeniería civil romana más importante de España y se construyó sin utilizar ningún tipo de argamasa para unir los sillares de granito de Guadarrama que lo conforman. Se encuentra en la emblemática plaza del Azoguejo, tiene 118 arcos, una altura de 28,5 m y atraviesa una distancia de 818 metros en su parte más visible, aunque su longitud total es superior a los 15km. Construido para trasladar las aguas de Riofrío hasta la ciudad, se calculó con una pendiente del uno por ciento. Su origen se remonta a los tiempos de Trajano.
  • Alcázar de Segovia: Palacio real situado en lo alto de una roca entre los ríos Eresma y Clamores, es el de mayor mérito, por su grandeza y esplendor, de todos los baluartes que de la Edad Media se conservan en España. Fue una de las residencias favoritas de los Reyes de Castilla. Se construyó en la transición del románico al gótico y en él destaca la decoración mudéjar de sus amplios salones. En la primera mitad del siglo XV fue modificado y agrandado en proporciones por Don Juan II. En la actualidad, es sede del archivo General Militar de Segovia y del museo del Real Colegio de Artillería.
  • Monasterio de San Antonio el Real: Uno de los edificios religiosos más importantes de Segovia. Antiguo pabellón de caza de Enrique IV, más tarde se convirtió en convento de clausura, cedido por los Reyes Católicos a las clarisas franciscanas. Son únicos sus techos artesonados de estilo mudéjar que datan todos de 1455 y el pórtico y el claustro son obras excepcionalmente bellas.
  • Catedral de Santa María: Última catedral gótica que se construyó en España, está considerada como la obra maestra del gótico vasco-castellano y se la conoce como La Dama de las Catedrales. Se trata de la tercera catedral de la ciudad y conserva el claustro de la segunda, ubicada frente al alcázar y destruida durante la Guerra de las Comunidades en 1520. Dos años después, Carlos V mandó levantar otro templo encargado a Juan de Hontañón, autor de la de Salamanca, y continuadas las obras por su hijo Rodrigo. Asentado en el punto más elevado de la ciudad, destaca como atalaya la torre del templo, durante mucho tiempo la más alta del país, con 105 m de altura, rebajada a los 88 actuales por daños causados por un rayo. Las obras de arte en su interior son innumerables.
  • Murallas de Segovia: Recorre el casco antiguo y en la actualidad conserva tres puertas: San Cebrián, de gran austeridad, Santiago, de aspecto mudéjar, y San Andrés (Arco del Socorro), donde se ha instalado el Centro de Interpretación de la Muralla; y restos del Postigo del Sol, puerta de acceso a la judería, al igual que la de San Andrés.
  • Iglesias románicas:  Iglesia de San Esteban, Iglesia de San Millán, Iglesia de San Martín, Iglesia de la Santísima Trinidad, Iglesia de San Andrés, Iglesia de San Clemente, Iglesia de los Santos Justo y Pastor, Iglesia de la Vera Cruz (Templarios) e Iglesia de San Salvador.
  • Monasterios y conventos: Monasterio de Santa María del Parral, Monasterio de la Humilde Encarnación, Monasterio de la Inmaculada Concepción, Monasterio de San Vicente el Real, Monasterio de San Antonio el Real, Convento de San Juan de la Cruz, Convento de San José, Convento del Corpus Christi, Convento de Santo Domingo el Real y  Convento de San Juan de Dios.
  • Palacete castellano Ayala Berganza: Construido a finales del siglo XV, está declarado Monumento Histórico-Artístico y actualmente es un alojamiento turístico. Es conocido por los segovianos como la casa del crimen, debido a un asesinato múltiple sucedido a finales del siglo XIX.
  • Casa de los Picos: Construcción iniciada en el siglo XIV, aunque su bellísima y original fachada no es sino del XVI, se encuentra en pleno casco antiguo de la ciudad y fue fortaleza que defendía la puerta de San Martín y servía de vivienda al primer magistrado de la ciudad. Precioso patio renacentista.
  • Real Casa de la Moneda: Es el edificio industrial más antiguo de Europa y fue rehabilitada y abierta al público en 2011.
  • Las casas segovianas del arte gótico y renacentista tiene algunos rasgos característicos, como son las galerías altas abiertas, una decoración en las fachadas con esgrafiados (haciendo dibujos con escorias de hierro), techumbres de arte mudéjar, patios de estilo renacentista y sus célebres torres, resto de una arquitectura militar que da un carácter muy peculiar al caserío segoviano. Casa de los Aspíroz; Tribunal de la Inquisición, hoy palacio del conde de Villares; Casa de Hércules, hoy convento de dominicos. La casa de Don Álvaro de Luna y un largo etc.
  • Parques y jardines: Jardines del Alcázar, Plaza de la Merced, Paseo del Salón, Jardinillos de San Roque, Jardín de los Cañuelos, Jardines de los Huertos, Alameda del Eresma, Alameda de la Fuencisla, Jardín de Fromkes, Jardín de la plaza del Conde Alpuente, Jardín de la plaza de Colmenares, Jardín de San Agustín, Parque de la Albuera, Parque de la Dehesa, Pinarillo de la Cuesta de los Hoyos, Valle del Clamores y Romeral de San Marcos.

Gastronomía:

La gastronomía es uno de los mayores atractivos de Segovia, con permiso del Acueducto. Representa en el arte de comer y beber la tradición de esta arcaica región. El tierno lechazo asado o el cochinillo son parte de los platos más característicos de la capital, pero ¡qué decir de la caldereta de cordero, el estofado de carne, el cocido con bolas y el bacalao al ajo arriero! Añadamos los innumerables productos obtenidos de la matanza del cerdo, ritual éste que todavía se celebra en los pueblos de la provincia durante los meses más fríos, y los postres de frutas o torrijas y yemas, rosquillas, soplillos, florones y hojuelas, y reguemos con los vinos de la tierra, ásperos y fuertes tintos o afrutados y secos blancos, para terminar con el delicado ponche segoviano, de cremoso interior y tostada apariencia.

Los ríos de aguas frías y cristalinas nos ofrecen la exquisita trucha y las generosas huertas aportan una variada y rica oferta de temporada.

 

Ocio y deporte:

Como toda ciudad histórica, son visitas obligadas el casco histórico o cualquiera de sus monumentos, siendo sin duda  el Acueducto el más emblemático de la ciudad, pero no el único. También puedes saborear su gastronomía más típica y disfrutar de sus numerosos eventos culturales; si vienes con niños, no debes perderte el Festival Internacional de Títeres de Segovia (Titirimundi), uno de los más importantes de este género.

En cuanto al deporte, Segovia tiene gran tradición en atletismo, ciclismo, donde destaca el inolvidable Perico Delgado,  y en los últimos años en triatlón, siendo actualmente el club Triatlón Segovia 2016, uno de los mejores equipos de triatlón de España. El 25 de diciembre de cada año se disputa la tradicional Carrera del Pavo, competición ciclista de carácter popular, que recibe este nombre porque el premio para el ganador es un pavo. También hay que destacar el fútbol sala porque el Caja Segovia FS llegó a ser campeón del mundo en el 2000; actualmente, milita en segunda división con el nombre de Segovia Futsal.

 

Anecdotario:

Cuenta la leyenda que una muchacha que trabajaba como aguadora y estaba cansada de bajar a por agua a la fuente aceptó un trueque con el diablo: éste le ofreció construir un gran puente para llevar el agua hasta su casa a cambio de su alma. La muchacha aceptó, pero con la condición que debería estar terminado en una noche. El diablo se puso manos a la obra pero, cuando aparecieron los primeros rayos de sol, le faltaba una piedra por colocar, con lo que perdió el alma de la muchacha. Se dice que los agujeros que se ven en las piedras del Acueducto son las huellas de los dedos del demonio.

Por otra parte, La Mujer Muerta es una formación montañosa con forma de silueta de mujer que forma parte de la Sierra de Guadarrama. Según la leyenda, la esposa del jefe de una tribu que vivía en el cerro del Alcázar crió a dos niños gemelos que se enfrentaron para asumir el liderazgo del pueblo. La madre, desesperada ante la posible lucha entre los hermanos, ofreció a Dios su vida a cambio de la supervivencia de sus vástagos. Pero, cuando estaban dispuestos a pelear, una ventisca seguida de una nevada se lo impidió. Una vez pasó el temporal, los hermanos comprobaron que una montaña cubría lo que hasta entonces había sido una llanura. Dios había aceptado el sacrificio de la mujer, cubriendo su cuerpo yacente con nieve. La leyenda dice que dos pequeñas nubes se acercan al atardecer a la montaña: son los dos hijos que besan a su madre.

En cuanto al cine, la actriz Olivia de Havilland vino a España para rodar La princesa de Éboli, a las órdenes de Terence Young, en 1953. Con Paul Scofield como Felipe II y Christopher Lee en uno de los papeles secundarios, la película se filmó en El Escorial y en el Alcázar de Segovia, que representaba el palacio de los Duques de Pastrana. Lo que más se recuerda de aquel rodaje son los problemas de censura con la España de Franco de aquella época, que provocaron la realización de dos versiones: una, la internacional, y otra, la de aquí, ya que la novela en la que se basaba, That lady, de la irlandesa Kate O’Brien, fue considerada por el régimen como “una apología de la leyenda negra antiespañola”, en la que, además, Felipe II era el villano de la historia.

 

Inscripción a newsletter

He leído y acepto la política de privacidad

 
Enviar