Wikimar Enciclopedia marina

Mar despierto.

   De entre los símbolos utilizados por Juan Ramón Jiménez, el mar ocupa un lugar especial, pues este símbolo, lleno de significado metafísico, llevará su poesía a su máxima expresión. En los primeros poemas de Jiménez el mar parte de la tradición medieval, al estar asociado al peligro y a la muerte.

MAR DESPIERTO

¡Qué bien despierto tú, mar rico,
siempre que yo, voluble y trasnochado,
cogiéndome a las cosas, los ojos en la nuca,
salgo a mirarte cada aurora!

Tu corazón sin cárcel,
de todo tu tamaño,
no reclama reposo;
ni porque desordenes
tu hondo y alto latir sin cuento, mar,
te amedrenta la muerte
por ningún horizonte.

¡Cómo juegas riendo con tu carne,
de todos los colores
de las bien vistas horas! ¡ Qué alegre y locamente
levantas y recoges, hecho belleza innúmera,
tu ardiente y frío dinamismo,
tu hierro hecho movimiento,
tu vigilancia firme,
de pie siempre en ti mismo, árbol de olas,
y sosteniendo en tu agua el cielo vivo!

¡Mar, ojo en dura metamórfosis,
contemplador sin tregua ni cansancio
del espectáculo total
del sol y las estrellas;
mar, mayor que la muerte
y más fuerte que el cielo
con raíz de tus mismas flores mágicas,
libre y a gusto en tu lugar inmenso,
hablando solo en el silencio único;
quién fuera tú, siempre despierto mar!

fragmento acuarela marina

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Inscripción a newsletter

He leído y acepto la política de privacidad

 
Enviar