Wikimar Enciclopedia marina

Catalunya / Cataluña es una comunidad autónoma española, considerada nacionalidad histórica, situada al nordeste de la península ibérica. Limita al norte con Francia (Occitania) y Andorra, al este con el mar Mediterráneo, al sur con la Comunidad Valenciana y al oeste con Aragón. La integran las provincias de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona. Su capital es la ciudad de Barcelona. Tiene una extensión de 32.108 km² y una población de 7.508.106 habitantes en el año 2015, con una densidad de población de 234 hab/km2. Las sedes del Parlamento y del gobierno catalán están en Barcelona, que es la ciudad más poblada.

Tras la desintegración del Imperio carolingio, el condado de Barcelona, que había formado parte de la Marca Hispánica del Imperio, alcanzó una independencia de facto a finales del siglo X y consiguió agrupar en torno a él, mediante vínculos familiares o de vasallaje, a una parte importante de la actual Cataluña, principalmente los condados de Gerona, Osona, Besalú, Cerdaña y Ampurias. En el siglo XII, el condado de Barcelona y el reino de Aragón se unieron dinásticamente mediante los esponsales acordados entre Ramiro II de Aragón y Ramón Berenguer IV de Barcelona en 1137, por los que el conde barcelonés contraería matrimonio con la futura reina aragonesa Petronila. La unión con Aragón permitió al conde de Barcelona disponer de mayores recursos militares, con los cuales pudo conquistar Tortosa (1148), Lérida (1149), etc., y extender su autoridad a todo el territorio de la actual Cataluña.

En la segunda mitad del siglo XII los soberanos de Aragón y el condado de Barcelona practicaron una intensa actividad intervencionista en el sur de Francia (Occitania) aspirando a hacer de Cataluña el centro político de un vasto imperio feudal pirenaico, que ya con Pedro II de Aragón, nieto de Petronila y Ramón Berenguer IV, extendía su señorío en mayor o menor grado por todo el sureste de Francia, desde la Provenza hasta Tolosa. Este ideal fue liquidado tras el desastre de Muret (1213), batalla en la que, con el trasfondo de luchar (proclamada Cruzada por Inocencio III) contra la herejía cátara, se dirimieron intereses políticos y económicos entre Aragón (Pedro II, el Católico), Francia (Simón de Monfort), el papado y la nobleza occitana, con el conde de Tolosa al frente.

La grave crisis nobiliaria de la minoría del rey Jaime I (muerto su padre Pedro II en Muret) no fue obstáculo para que se diese en el país un notable desarrollo económico propiciado por la aparición de una vigorosa burguesía en las grandes ciudades, cuya influencia en las directrices políticas fue decisiva para que el joven rey se lanzase a la conquista de Mallorca (1229) e Ibiza (1235); la conquista del reino de Valencia (1233-45) demostró la potencia de Cataluña y Aragón. Poco después, el Tratado de Corbeil con Luis IX de Francia liberó jurídicamente a Cataluña del vasallaje respecto a los reyes franceses y el largo reinado del Conquistador puso los cimientos de una formidable expansión del comercio catalán.

Precisamente, apoyándose la monarquía en el creciente poder económico financiero de la floreciente burguesía, plasmada en la sólida estructuración del municipio o Consell, se dio un doble paso: la influencia de la nobleza feudal se redujo a lo meramente testimonial y la expansión del reino se consolidó con la integración de Sicilia (1282), de nuevo los condados de Urgel (1314) y Ampurias (1325); y la reincorporación del reino de Mallorca-Rosellón y el domino de Cerdeña.

En el siglo XIV, ya como Principado de Cataluña, tuvo un destacado papel económico en el marco del comercio continental. Barcelona mantenía consulados en todos los grandes puertos mediterráneos y en los principales del Atlántico. La financiación de los boyantes negocios ya no estaba en manos de los ricos banqueros judíos: la poderosa burguesía los había reemplazado y es ahora, como consecuencia de la fuerza e importancia de las oligarquías municipales, cuando surge la llamada doctrina pactista, sintetizada por el erudito franciscano Francesc Eiximenis (1330-1409), que frena el autoritarismo regio, al tiempo que se apoya en el poder real para expandirse comercial y económicamente. No es casualidad que sea en esta época (1359) cuando se crea la Diputación del General, organismo financiero y recaudador de la generalidad (tributo que se concedía al rey) y delegación permanente de las Cortes que sería el germen de una institución originalísima representativa del país, y que con el tiempo terminaría haciendo oficial el nombre de Generalidad, suplantando al anterior de Diputación del General.

Con el declive de la Corona y a consecuencia de los enormes gastos ocasionados por las guerras y el esfuerzo realizado en la repoblación de Mallorca, Valencia e incluso Murcia, acompañado de las epidemias de peste y hambrunas, Cataluña entró en un largo periodo de recesión y agotamiento que generó quiebras y revueltas sociales, del que se empezó a recuperar con la llegada de la nueva dinastía castellana de la Casa de Trastámara, por la que optó Cataluña (Compromiso de Caspe, 1412) al plantearse la cuestión sucesoria, tras la muerte sin descendencia del rey Martín, el Humano. No obstante el prestigio dinástico y militar alcanzados con la nueva política de expansión por el Mediterráneo, las diferencias y enfrentamientos entre los partidos o facciones de La Busca (clases populares) y La Biga (alta burguesía) generaron muy graves tensiones que terminaron en guerra civil, apenas iniciado el reinado de Juan II, con la consiguiente ruina del país; el cual, pese a una etapa de leve recuperación con los Habsburgo (Cataluña fue el primer país de España que aceptó y celebró la idea imperial de Carlos I, quien mostró su predilección y consideró, en el primer momento, a Barcelona como capital del imperio) no volvió a prosperar hasta la industrialización.

Las tensiones entre Cataluña y la Corona fueron constantes durante el siglo XVII, llegando incluso a resistir por las armas al ejército de castigo enviado por el conde-duque de Olivares contra la revuelta del día del Corpus de 1640 en el que grupos de segadores congregados en Barcelona se alzaron tumultuosamente y asesinaron al virrey. Cataluña rompió su obediencia a Felipe IV y proclamó a Luis XIII de Francia Protector del Principado y, más tarde, conde de Barcelona. Con el fin de la guerra en 1653, Cataluña volvió a la obediencia de Felipe IV a cambio del mantenimiento de su autonomía y de una amnistía general, pero el Tratado de los Pirineos (1659) arrebató a Cataluña el Rosellón y la mitad septentrional de la Cerdaña, fijándose desde entonces la frontera entre los dos países siguiendo la línea de vertientes de los Pirineos, excepto en los enclaves de LLivia y Arán.

La gran ola de prosperidad europea de finales del XVII encontró a Cataluña en plena recuperación. El peso del país dentro de la monarquía hispana empezó a ser notorio y sus instituciones merecían el respeto (neoforalismo) de los gobernantes del último Austria español, Carlos II (1665-1700). Por eso los catalanes de inclinaron decididamente por la causa del archiduque de Austria (proclamado en Barcelona como Carlos III) al plantearse la guerra de Sucesión española frente al candidato francés, Felipe de Borbón, cuyas tendencias absolutistas chocaron con las Cortes catalanas de 1701-02. Pero firmadas por las potencias las paces de Utrecht y Radstadt, que reconocían a Felipe V como rey de España, Barcelona continuó la lucha contra los ejércitos hispanofranceses hasta el asalto y caída de la ciudad el 11 de septiembre de 1714, lo que trajo como consecuencia el fin de la autonomía de Cataluña en enero de 1716, con el Decreto de Nueva Planta.

Ya en el siglo XIX, de los vaivenes entre liberales y absolutistas emanó en Cataluña una intensa actividad social y política con gran protagonismo en las guerras carlistas; pero cada vez era más evidente la recuperación económica, financiada en gran medida con capitales repatriados de América y que se desarrolló con empuje en el periodo 1844-1868, especialmente después de 1848 con el primer ferrocarril de España, Barcelona-Mataró, y el notable incremento de la red rutera bajo la égida de la Junta de Carreteras de Cataluña. Durante el último cuarto de siglo, y singularmente en el decenio 1876-86, llamado de la febre d’or, la burguesía catalana, pese a las largas etapas de depresión económica española (1882-91 y la gran crisis de 1898), se situó a un nivel europeo prácticamente desconocido en España.

A partir del segundo tercio del siglo XIX se desarrolló la Renaixença, un movimiento cultural de recuperación del catalán como lengua de cultura. En las décadas siguientes fue tomando cuerpo el catalanismo político, que se agrupó en partidos como la Lliga Regionalista y posteriormente Esquerra Republicana. Tras los primeros proyectos de autogobierno que culminaron primero en la Mancomunidad de Cataluña (1913-1923) y luego en la restauración de la Generalidad de Cataluña y aprobación del Estatuto de autonomía de Cataluña de 1932 durante la Segunda República, la Guerra Civil y el período franquista (1939-1975) supusieron, tanto en Cataluña, como en el resto de España, la anulación de las libertades políticas, además de la prohibición del catalán en el ámbito oficial y educativo, que no fueron plenamente recuperadas hasta la Transición democrática y la entrada en vigor de la nueva Constitución española de 1978, en la que se reconoce la existencia de comunidades autónomas dentro de España. Al amparo de la Constitución se aprobó un nuevo Estatuto de Autonomía en 1979 que recuperó el uso oficial del catalán, posteriormente sustituido por el Estatuto de 2006, que tras algunas modificaciones dictadas por el Tribunal Constitucional en 2010, es el actualmente vigente.

En Catalunya/Cataluña se hablan varias lenguas, siendo las principales el catalán y el castellano. De acuerdo con el Estatuto de Autonomía, ambos idiomas, junto con el occitano (en su variante aranesa), son oficiales. Además, se considera al catalán lengua propia de Catalunya/Cataluña, mientras que el occitano se considera lengua propia del Valle de Arán. Generalmente, los catalanes son bilingües y conocen las dos lenguas principales, aunque difieren respecto al idioma que tienen por lengua materna.

El relieve de Catalunya/Cataluña presenta, a grandes rasgos, tres grandes unidades morfoestructurales generales: los Pirineos, la formación montañosa que conecta la península ibérica con el territorio continental europeo y queda situado al norte de Catalunya/Cataluña; otra unidad formada por una alternancia de elevaciones y llanuras en paralelo a la costa mediterránea, llamado Sistema Mediterráneo Catalán o Cordilleras Costero Catalanas y una última unidad estructural situada entre las anteriores llamada depresión central que configura el sector oriental del Valle del Ebro.

La costa catalana tiene una longitud de más de 500 km. Los únicos accidentes marítimos los configura el contacto de los Pirineos con el mar, formando el cabo de Creus, junto al cual se halla el golfo de Rosas. Posteriormente y hasta Blanes aparece la Costa Brava, con acantilados de pequeña altura y calas escondidas. Luego sigue una larga línea de playas del Maresme, en paralelo a la Cordillera Litoral, y que solo se corta por los varios puertos comerciales y pesqueros.  La costa de Barcelona se caracteriza por playas artificiales y un gran puerto comercial que se extiende a lo largo de más de nueve kilómetros. El puerto de Tarragona es el segundo mayor puerto de Catalunya/Cataluña y se extiende por más de cinco kilómetros, antes de entrar en el cabo de Salou. Las playas de esta zona toman el nombre de Costa Dorada en su vertiente turística. El último gran accidente geográfico lo determina el golfo de San Jorge y las tierras bajas del delta del Ebro

 

El clima de Catalunya/Cataluña es mediterráneo, aunque con grandes variaciones de temperatura entre el litoral costero, con un clima suave, templado en invierno y muy caluroso en verano; el interior que tiene un clima continental mediterráneo, con inviernos fríos y veranos muy calurosos; y las zonas montañosas próximas a los Pirineos, que tienen un clima de alta montaña, con mínimas bajo cero y nieve abundante en invierno, precipitaciones anuales por encima de 1000 mm y veranos menos calurosos.

Catalunya/Cataluña está formada por cuatro provincias, Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona. Se divide, a su vez, en 947 municipios, 311 en Barcelona, 221 en Girona, 231 en Lleida y 184 en Tarragona, que se agrupan en 41 comarcas.

tabla-provincias-cataluña

 

Estatuto de Autonomía y los poderes de Catalunya

El Estatuto de Autonomía es la norma institucional básica de Cataluña, de acuerdo con lo establecido en el octavo título de la Constitución española de 1978. Define los derechos y deberes de la ciudadanía de Cataluña, las instituciones políticas de la nacionalidad catalana, sus competencias y relaciones con el Estado y el financiamiento de la Generalidad de Cataluña. El primer Estatuto de Autonomía que se escribió fue el de 1932 y se dio a conocer como el Estatuto de Núria, con una vida muy corta y que fue derogado con el fin de la Guerra Civil Española. El segundo Estatuto de Autonomía, redactado en 1979, restableció la autonomía de Cataluña y estuvo en vigor hasta 2006, cuando se redactó y aprobó, en referéndum el actual Estatuto de Autonomía que rige el gobierno y la política de Cataluña.

Según lo establecido por el Estatut, el autogobierno de Cataluña se organiza políticamente en la Generalidad de Cataluña, conformada por el Parlamento, la Presidencia, el Consejo Ejecutivo y otras instituciones creadas por el Parlamento. El sistema de organización política de Cataluña está basado en el parlamentarismo.

tabla instituciones cataluña

 

Política

Catalunya/Cataluña, como otras regiones autónomas españolas, cuenta con unas amplias competencias transferidas por el Estado. Actualmente, la Generalitat tiene competencias en materias como cultura, turismo o vivienda. En otras áreas, como ordenación del crédito, banca y seguros, le corresponde el desarrollo legislativo y la ejecución de la legislación básica del Estado. Finalmente, en materias como propiedad intelectual e industrial, le corresponde la ejecución de la legislación estatal.

Catalunya/Cataluña dispone de una policía autonómica propia, denominada Mozos de Escuadra-Policía de la Generalidad (en catalán: Mossos d’Esquadra-Policia de la Generalitat), al amparo de lo dispuesto en la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Los Mossos d’Esquadra fueron paulatinamente sustituyendo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía, que dependen directamente del Ministerio del Interior, asumiendo la policía autonómica catalana las competencias en seguridad pública, que incluyen algunas de las funciones que tanto Guardia Civil y Policía Nacional venían desempeñando hasta ahora, principalmente en materias de seguridad ciudadana y tráfico. El Estado mantiene en Cataluña, una vez terminado el despliegue, un número limitado de agentes para ejercer las funciones atribuidas en exclusiva a la Administración General del Estado.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Enlaces de interés:

Sitio web (en catalán): http://web.gencat.cat/ca/inici/

Parlamento de Catalunya/Cataluña (en catalán):

http://www.parlament.cat/web/index.html

Catalunya/Cataluña: https://es.wikipedia.org/wiki/Catalu%C3%B1a

Turismo:

¿Qué ver en Cataluña?

https://www.google.es/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=qu%C3%A9%20ver%20en%20catalu%C3%B1a

Dirección General de Política Lingüística Generalitat de Catalunya:

http://llengua.gencat.cat/ca/inici/

Himne de Catalunya amb lletra [Himno de Catalunya con letra]  1’ 50’’

https://www.youtube.com/watch?v=pG9lnsqNHck

Catalunya Experience 730 vídeos:https://www.youtube.com/user/CatalunyaExperience

Vídeos Catalunya/Cataluña turismo:

https://www.youtube.com/results?sp=EgIQAw%253D%253D&q=catalu%C3%B1a+turismo

Catalunya des de l’aire 100 vídeos:

https://www.youtube.com/watch?v=XcBh0h-2nkY&list=PL8FJkzKqwN9NT9fEzfKYy7YTlYoRIHsHK

Los pueblos más bonitos de Cataluña  1’ 47’’

https://www.youtube.com/watch?v=KtWgmMemFNQ

Pueblos con encanto de Catalunya  4’ 58’’

https://www.youtube.com/watch?v=vpoSQZefuUo

Pueblos de Cataluña atrapados en la Edad Media  2’ 59’’

https://www.youtube.com/watch?v=fcWwsgEYjNg

Playas de Cataluña (España)  8’ 15’’

https://www.youtube.com/watch?v=cFavmRfE4Fk

Arte en Cataluña:

https://www.youtube.com/results?search_query=arte+en+catalu%C3%B1a

Quan tots els camins duien a Roma. L’arribada dels romans  7’ 41’’ (en catalán)

https://www.youtube.com/watch?v=3r5Mbxb8Mt8

La Romanització a Catalunya (Cat)  10’ 36’’ (en catalán)

https://www.youtube.com/watch?v=cqSK3bzvsZM

Enoturism o Turismo del vino en Catalunya  3’ 04’’(subtítulos en catalán, castellano e inglés)

https://www.youtube.com/watch?v=C1pbyI-_cUM

Inscripción a newsletter

He leído y acepto la política de privacidad

 
Enviar